Skip to content

COVID-19 y la educación a distancia: WhatsApp al rescate

whatsapp-educación-pandemia-panama

Por: Nanette Archer Svenson, Ph.D.

Directora Ejecutiva, CIEDU 

Contexto 

La República de Panamá tiene más de 400,000 estudiantes en el sistema educativo primario, 87% de los cuales asisten a las escuelas públicas. Con la crisis del coronavirus y el cierre de todas las escuelas en la segunda semana de marzo, todos estos niños se han quedado fuera de clases y no van a poder regresar a sus aulas hasta el año que viene. Aunque el gobierno anunció la reapertura de clases el 20 de julio, las escuelas permanecen cerradas. Esto significa que toda la educación para el resto del 2020 se tiene que entregar a distancia. 

La tecnología digital ofrece la posibilidad de accesar a materiales didácticos y planes de estudio para seguir con el aprendizaje hasta en tiempos de cerrar las escuelas (Yang, Kuo, Ji & McTigue, 2018). Pero esto depende de que una familia cuente con la conectividad requerida. Lamentablemente, gran porcentaje de la población panameña no tiene acceso continuo al Internet y no tiene computadora en su casa; muchos ni cuentan con conexiones eléctricas en sus casas. Se estima que ni 40% de los estudiantes del sistema público tiene acceso al Internet en sus casas y solo 30% tiene acceso a una computadora (INEC, 2017). 

Con esta situación de una ausencia prolongada de la escuela y la falta de conectividad tecnológica adecuada en casa, muchos niños arriesgan atrasos en los logros académicos del año escolar anterior. Esto es especialmente preocupante para los estudiantes de primaria y particularmente con respecto a la lectura, que forma la base para el aprendizaje en casi todas las otras materias. 

 

WhatsApp como herramienta educativa 

Aunque el acceso al Internet (y hasta la electricidad) está restringido en muchas partes del país, las conexiones móviles son más amplias con un 114% estimado de la población teniendo acceso a un teléfono celular (Kemp, 2020). Esto significa que casi todas las familias panameñas tienen acceso a por lo menos un teléfono celular. Y muchos panameños también tienen acceso a una cuenta de WhatsApp, una aplicación gratis de mensajes que opera a través de múltiples plataformas para la transferencia de mensajes de texto y de multimedios (fotos, videos, archivos de audio, etc.) (Dichter y Neira, 2015). 

Por esta razón, y particularmente durante la pandemia de COVID-19, WhatsApp se ha convertido en uno de los vehículos más utilizados para las comunicaciones diarias de todas clases. Las comunicaciones entre los docentes y los padres de familia no son una excepción. Adicionalmente, la accesibilidad de esta plataforma ubicua, barata y fácil de manejar hace que WhatsApp sea una herramienta conveniente para el aprendizaje, y la investigación académica está comenzando a señalar su éxito como herramienta educativa (Bouhnik y Deshen, 2014; Gon y Rawekar, 2017; Suárez, 2018). 

Durante los últimos cinco meses, un proyecto educativo aquí en Panamá ha conectado todos estos puntos y ha creado una iniciativa innovadora para los maestros y los niños de la escuela primaria.

 

Proyecto Lectura WhatsApp

Este proyecto se ha desarrollado con un grupo de investigadores educativos que incluye participantes del Centro de Investigación Educativa (CIEdu), la Fundación ProEd y Quality Leadership University (QLU). Cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación (MEDUCA) y un cuerpo de 60 docentes del sistema publico, quienes mantuvieron contacto con sus estudiantes y sus familias durante el periodo de cuarentena cuando las escuelas están cerradas. Se implementó entre el abril y el agosto de 2020 y publicará sus resultados antes del fin de 2020. 

Basado en programas internacionales que han mostrado resultados positivos en la aplicación de WhatsApp como herramienta didáctica, el proyecto envió contenido de lectura diariamente, a través de los 60 docentes MEDUCA, a 500 niños de primaria (grados 2-6) y, con la ayuda de sus familias, estimuló la lectura diaria por un periodo de 12 semanas en este periodo de interrupción del año escolar. La esperanza era que con este esfuerzo diario los niños mantengan (o expanden) sus bases de lectura para estar mejor preparados para la re-apertura de las escuelas. Los niveles de los estudiantes se midieron a través de evaluaciones pre- y post-intervención, las cuales también se administraron y grabaron a través de WhatsApp.

Esta intervención se acaba de concluir y los datos cuantitativos recopilados se están siendo procesados. Los resultados finales estarán publicados en los próximos meses, sin embargo hay varias lecciones aprendidas y resultados preliminares que valen la pena compartir:

  • La receptividad al programa de los acudientes y los niños se superó todas las expectativas y al final el proyecto tenía una tasa de retención de participantes de más de 90%.
  • Con casi todas las familias, la familiaridad con la plataforma de WhatsApp ayudó a promover la alta tasa de retención de participantes durante todas las 12 semanas de la intervención porque no requería el aprendizaje de un sistema digital nuevo.
  • Para mantener la consistencia de la lectura diaria, el obstáculo más retente era el costo de los planes de data para los padres de familia; las circunstancias financieras restringidas obligaron a ciertas familias priorizar la compra de comida sobre la de conectividad.
  • La utilización de libros digitales internacionales de alta calidad (bonitos, interesantes y fáciles de usar) apoyó mucho a la implementación porque los niños vieron la lectura diaria más como un juego divertido que una tarea escolar.
  • Establecer el hábito diario de lectura parece ser un factor crítico para las ganancias más sustantivas notadas de la fluencia y la comprensión.
  • Parece que el programa, por involucrar los celulares y la cooperación de los acudientes, catalizó una productiva relación entre los docentes, padres de familia y estudiantes
  • La flexibilidad y utilidad de Lectura WhatsApp sirvió para su utilización por los docentes en combinación con otras estrategias de educación a distancia.
 

Se espera que los resultados de la evaluación de este proyecto servirán para justificar una aplicación expandida del programa Lectura WhatsApp y para informar la planificación futura de MEDUCA con respecto a opciones para el fortalecimiento de la lectura fuera de la escuela. Estos resultados también servirán como referencias para otros países en situaciones similares que están desarrollando posibilidades de educación a distancia para comunidades marginalizadas. 

 


Referencias 

Bouhnik, D., & Deshen, M. (2014). WhatsApp goes to school: Mobile instant messaging between teachers and students. Journal of Information Technology Education: Research, 13, 217-231. 

Dichter y Neira (2015). Los adultos y el uso de Whatsapp en Panamá. Recuperado de https://www.dichter-neira.com/wp-content/uploads/2015/11/25-Insider_PA_Uso-de- whatsapp.pdf

Gon, S. & Rawekar, A. (2017). Effectivity of e-learning through WhatsApp as a teaching learning tool. MVP Journal of Medical Sciences, 4(1), 19–25. 

Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC). (2017). INEC – Publicaciones. Accessed from www.inec.gob.pa/publicaciones

Kemp, S. (2020). Digital 2020: Panama. Accessed from https://datareportal.com/reports/digital-2020- panama?rq=panama. 

Suárez Lantarón, B. (2018). Whatsapp: su uso educativo, ventajas y desventajas. Revista de Investigación en Educación 16(2), 121-135. 

Yang, X., Kuo, L., Ji, X., & McTigue, E. (2018). A critical examination of the relationship among research, theory, and practice: Technology and reading instruction. Computers & Education 125, 62–73. 

¿CÓMO TRABAJAR
CON CIEDU ?