Skip to content

¿Cómo nos ponemos al día? Nivelación de Aprendizajes Efectiva

Autores: Dra. Nadia de León; Mgter. David Bernal; Mgter. Nyasha Warren; Dra. Mariana León; 

¿Por qué es tan importante el tema de la repetición justo ahora?

Desde hace muchos años, diversos estudios han mostrado la ineficacia de la repetición escolar como estrategia para nivelar los aprendizajes de los estudiantes en Panamá. En TERCE 2013 estudiantes que habían repetido algún grado tuvieron un rendimiento promedio inferior a estudiantes que no habían repetido aún controlando por otras variables (Villalba et al., 2018). Igualmente, el estudio de ERCE 2019 mostró que los estudiantes que han repetido un grado obtuvieron puntajes menores que sus compañeros.  De la misma manera, los datos de PISA 2018 también indicaron una diferencia significativa, controlando por el índice socioeconómico, entre los estudiantes que indicaron haber repetido un grado y los que no. Según el reporte de PISA 2018, dicha diferencia en puntaje es equivalente a casi dos años de educación (MEDUCA y OCDE, 2019). Estas diferencias entre los que han repetido y los que no han repetido, no deberían ser notables si repetir nivelara los aprendizajes. 

La repetición resulta ser ineficaz e ineficiente para el sistema educativo. Claramente, emplear tiempo adicional de trabajo, sea en el verano, o en cualquier otro momento, si durante este tiempo se utilizan las mismas técnicas, formatos y procesos de enseñanza-aprendizaje que ya fallaron una vez con el estudiante, difícilmente serán efectivos en una segunda repetición. Asimismo, en el estudiante puede generar problemas de autoestima y dificultades socioemocionales (Labé, 2010). Además de no estar cumpliendo su rol en ayudar a los estudiantes a recuperar los objetivos de aprendizajes previamente no alcanzados, otra consecuencia de la repetición es el impacto en la economía. La postergación de la entrada al mercado laboral del estudiante podría representar una pérdida del 5% del PIB de un año, (Morduchowicz y Moreno, 2021). 

Si ya sabíamos esto desde hace tanto tiempo ¿Por qué la reciente atención prestada en medios al tema? La pregunta de cómo recuperar aprendizajes previamente no logrados y nivelar estudiantes, antes podía estar principalmente limitadas a estudiantes con situaciones especiales de rezago, como aquellos que se enfrentan a la repetición de grado. Sin embargo, en este momento es una pregunta que afecta a toda la población. En Panamá, cada año de cierre escolar y consecuente ausencia de educación presencial debido a la pandemia ha generado una pérdida de aprendizajes en los estudiantes que, según estima el Banco Mundial, podría aumentar en un 18% la proporción de estudiantes que no logran los objetivos mínimos de aprendizaje, en comparación a los resultados en PISA 2018 (World Bank, 2021).

Hoy en día probablemente 2 de cada 3 estudiantes están por debajo de las competencias mínimas esperadas para el grado escolar en el que se encuentran. Las pérdidas en aprendizaje durante COVID-19 no han ocurrido solamente como resultado de cierres de escuelas, sino también por la efectividad baja o parcial del aprendizaje remoto e híbrido (UNESCO, 2021). Entonces, en este momento que iniciamos el primer año escolar con esperanzas de mayor regularidad y presencialidad después de dos años sin ellos, necesitamos con urgencia enfocarnos en estrategias con evidencia de ser efectivas para la nivelación de aprendizajes que podamos remontarnos ante esta crisis.

 

¿Y ahora qué hacemos?

Diferentes estrategias han ido demostrando ser eficaces tanto para prevenir que un niño llegue a fin de año escolar sin haber logrado los objetivos de aprendizaje, como para recuperar aprendizajes llegada esa situación. Por ejemplo: las tutorías, el trabajo adicional en grupos pequeños,  incrementos sustanciales en la duración del año escolar (en conjunto con ajustes curriculares), programas de verano y vacaciones (con técnicas de enseñanza diferentes a las que se utilizan durante el año escolar) y la disponibilidad de apoyo de personal especializado. Nuestras escuelas carecen de suficientes psicólogos, psicopedagogos, docentes de educación especial, especialistas en trastornos del aprendizaje, trabajadores sociales, y otros profesionales que han sido siempre importantes para atender las necesidades de todos los estudiantes. Hoy en día esta necesidad se vuelve urgente.

Una estrategia que será de suma importancia este año escolar es la enseñanza diferenciada. La enseñanza diferenciada es una guía para la organización de las experiencias de aprendizaje que toma en cuenta las diferencias que presentan grupos de estudiantes para optimizar el contenido, el proceso, el producto y el ambiente en donde se lleva a cabo el aprendizaje, con base en la preparación (o conocimientos previos), intereses y perfil de aprendizaje de los estudiantes (Tomlinson, 2001). La enseñanza diferenciada puede formar parte de las rutinas establecidas a nivel escolar para todos los estudiantes con el propósito de lograr que la mayoría logren los objetivos de aprendizaje establecidos.

Algunas estrategias para integrar la enseñanza diferenciada son:

Por  último,  se recomiendan estrategias de manejo de aulas y horario escolar en las que hay mayor flexibilidad para agrupar a los estudiantes según nivel y no exclusivamente por edad/grado.  En este sentido un caso de éxito  es el Programa Teach at the Right level (TaRL) impulsado por la Fundación Pratham. El programa busca nivelar los aprendizajes agrupando a los estudiantes por nivel y no solamente por grado, siendo más flexible y accesible. El enfoque es priorizar los contenidos en habilidades fundamentales en lectura y matemática. El programa  TaRL  dedica esfuerzos en conocer el nivel de lectura y matemáticas de cada estudiante para que se pueda enseñar adecuadamente según su nivel de aprendizaje. Investigaciones han demostrado que aquellos que atendieron el programa, doblan el número de estudiantes que mejoraron sus habilidades en lectura y matemática frente aquellos que no. Los resultados mostraron un impacto significativo en mejorar los aprendizajes donde obtuvieron ganancias de hasta un 60% en el segundo año. A través de seis evaluaciones con grupo control aleatorio realizadas por J-Pal en múltiples países se logró evidencias que la implementación de forma sistemática ha llegado a conseguir algunos de los efectos más grandes medidos en la literatura educativa. 

Para su implementación el programa se divide en tres momentos o partes: a) La evaluación a través de actividades, la cual es el centro del enfoque del programa, con actividades diagnósticas para conocer el nivel de aprendizaje de cada estudiante; b) agrupación de niños por nivel de aprendizaje creando grupos homogéneos, ya que de esta manera los estudiantes aprenden más rápido: c) el enfoque en actividades de habilidades fundamentales apropiadas para cada grupo donde se trabaja en las habilidades básicas por un período de días o de un año. Los principios del programa se basan en establecer objetivos de aprendizaje alcanzables, que sea simple y fácil de aplicar, y en garantizar una realidad contextual para que los estudiantes aprendan conceptos y temas que sean familiares.

Otra ventaja es su implementación flexible. Se puede implementar, ya sea a través de varios “campamentos de aprendizaje” generalmente, durante dos o tres horas por día, en un período de entre 30 a 50 días a lo largo del año en las tardes o en días designados, como el verano. Estos campamentos se realizan durante el año escolar alternando con sus clases regulares. Una segunda forma de implementación es por medio de la capacitación de maestros de grado para implementarlo en sus escuelas, reagrupando a los estudiantes según el nivel de aprendizaje por una o dos horas por día para centrarse en las habilidades básicas. 

El potencial de remontar y nivelar los aprendizajes por medio del Programa TaRL es muy significativo. En Panamá deberíamos priorizar esfuerzos y recursos para la evaluación  diagnóstica, y la capacitación y apoyo a la enseñanza diferenciada y los especialistas psico-educativos necesarios, y seriamente considerar la flexibilidad y reorganización necesaria para implementar un programa intensivo de nivelación que implique reagrupar a los niños por niveles, al menos por parte de la jornada escolar. 

Conclusiones

La evidencia permite confirmar que la repetición de grados es una política educativa costosa que no mejora el rendimiento estudiantil. Por el contrario, hay otras alternativas que sí son efectivas para la nivelación y recuperación de aprendizajes, que pueden servir para prevenir la necesidad de repetición o reemplazar la política de repetición. Además estas estrategias son de suma importancia en este momento después de dos años de enseñanza irregular debido a la pandemia, y deberían ser utilizados masivamente para ayudar a todos los estudiantes a recuperar aprendizajes perdidos y que podamos como país volver progresivamente a que los estudiantes logren los niveles de competencias esperados para sus grados escolares. Estas estrategias incluyen tutorías, trabajo adicional en grupos pequeños, apoyo de personal especializado, enseñanza diferencia y evaluación  diagnóstica, y reagrupación de estudiantes por niveles de aprendizaje. Su implementación  requeriría de personal,  capacitación y apoyo con seguimiento, recursos, y modificaciones de políticas públicas y escolares para permitir la flexibilidad y la innovación requerida en el manejo de aula y la gestión escolar con el liderazgo del ministerio y los directores, y su implementación debería ser cuidadosamente evaluado para informar siguientes ciclos de intervención con evidencia. No tenemos tiempo que perder. 


Referencias Bibliográficas

Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE 2019). Los aprendizajes fundamentales en América Latina y el Caribe. Evaluación de logros de los estudiantes. Resumen Ejecutivo.

Labé, Olivier (2010). “Le redoublement, la réussite scolaire et l’objectif de la Scolarisation Primaire Universelle (SPU) d’ici à 2015 dans le cadre de l’Éducation Pour Tous (EPT) : Cas du Sénégal à partir des données longitudinales du PASEC”. Tesis doctoral. Disponible en: https://papyrus.bib.umontreal.ca/jspui/bitstream/1866/5948/2/Labe_Olivier_A_2011_these.pdf  

Martínez Rizo, F. (2009). ¿Puede la escuela reducir las desigualdades del rendimiento?. Páginas De Educación, 2(1), 7-27. https://doi.org/10.22235/pe.v2i1.701

Ministerio de Educación [MEDUCA] y Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico [OCDE], 2019. PISA 2018. Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes. 

Morduchowicz, A., y Moreno, V. G. (2021). El impacto de la pandemia COVID-19: Sus consecuencias educativas y laborales en el largo plazo. Banco Interamericano de Desarrollo. Recuperado el 13 de febrero de 2022, de https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/El-impacto-de-la-pandemia-COVID-19-sus-consecuencias-educativas-y-laborales-en-el-largo-plazo.pdf 

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura [UNESCO],  (2012). Oportunidades perdidas: El impacto de la repetición y de la salida prematura de la escuela. Instituto de Estadística de la UNESCO, Montréal, Quebec. Recuperado el 13 de febrero de 2022, de http://uis.unesco.org/sites/default/files/documents/opportunities-lost-the-impact-of-grade-repetition-and-early-school-leaving-sp.pdf Consultado el 13 de febrero de 2022.

Teaching at the Right Level. (2021, 28 noviembre). Teaching at the Right Level – strengthening foundational skills. Consultado el https://www.teachingattherightlevel.org/ 

The Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab (J-PAL). Teaching at the Right Level to improve learning. Consultado el 13 de febrero de 2022 https://www.povertyactionlab.org/case-study/teaching-right-level-improve-learning  

Tomlinson, C. A. (2001). How to differentiate instruction in mixed-ability classrooms. ASCD.

UNESCO. (2021). “Recovering lost learning. What can be done quickly and at scale”. UNESCO COVID-19 Education Response. Education Sector Issue Notes (Note 7.4). Obtenido de: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000377841

Villalba, D., Luzardo, M., Fajardo, E., Escobar, J., & Tuñon, C. (2018). Impacto de los factores asociados al tercer estudio regional comparativo y explicativo en Panamá. Revista Espacios, Volumen 39, (No.40), 6. Obtenido de http://www.revistaespacios.com/a18v39n40/18394006.html#iden3 Consultado el 13 de febrero de 2022.

World Bank. 2021. Actuemos ya para Proteger el Capital Humano de Nuestros Niños : Los Costos y la Respuesta ante el Impacto de la Pandemia de COVID-19 en el Sector Educativo de América Latina y el Caribe. World Bank, Washington, DC. © World Bank. https://openknowledge.worldbank.org/handle/10986/35276